Vendimia + educación

Nuestro trabajo es reconocernos en el otro

En estos doce años una de las insituciones con las que nos hemos reconocido y trabajado es APANDO

El 21 de marzo se celebra el día mundial del síndrome de Down y son esas fechas las que nos hacen mirar alrededor y descubrir al otro. Reconocerlo. Mirarnos en él y darnos cuenta de su existencia.

Son esas miradas las que hacen a nuestro trabajo, al trabajo de Fundación Grupo América. Son el motor de todas nuestras acciones. Son las miradas que como equipo de trabajo, encabezado por  el Dr. Daniel Vila, venimos sosteniendo desde los comienzos.

Una de las organizaciones con las que hemos trabajado es Apando, Asociación de Padres de Niños Down. Institución surgida hace más de veinte años, por el interés y la necesidad de algunos padres de encontrar un camino para ellos y sus hijos con síndrome de Down.

Desde ese momento vienen trabajando para brindar apoyo, contención, y orientación a las familias.

En la actualidad son varias las actividades que se desarrollan, entre ellas se encuentran “los  gabinetes de psicología, fonoaudiología, kinesiología, psicomotricidad, terapia ocupacional, apoyo pedagógico y orientación familiar. A esto se suman la escuela primaria, la escuela secundaria, distintas terapias grupales y los talleres de capacitación laboral,”  explicó Marisol Ribaudo, Directora de la escuela Primaria, y docente durante muchos años en el lugar.

Una de las formas de brindarles apoyo y educación a los chicos es a través de los talleres de capacitación laboral. Lugar donde los chicos aprenden a trabajar, a compartir, a vivir, a saber que la vida es una superación diaria. Se trata de lograr un crecimiento laboral, pero también personal y espiritual.

Es viendo la importancia de esos talleres en la comunidad, que quisimos poner nuestro granito de arena y realizamos un importante aporte económico para colaborar en la construcción del nuevo taller.

Allí radica la importancia de este tipo de lugares, porque se les enseña a los jóvenes adultos con síndrome de Down, actividades para que el día de mañana puedan insertarse en la sociedad como cualquier otra persona.

Hoy apando cuenta con tres talleres. Uno que se dedica al fraccionamiento de material descartable para su posterior venta. Otro es el eco taller, donde se realizan bolsitas de papel, cajitas de cartón, agendas, jabones. Y finalmente está el taller de panadería, donde a los chicos se les enseña a trabajar distintas masas. Así se elaboran facturas, panes, pizzas, alfajores y galletas, que luego los mismos jóvenes adultos s salen a vender.

Es por esto que desde la institución, según comentó  la Vicepresidenta de Apando, Alicia Besso,   se encuentran muy agradecidos con el Dr. Daniel Vila y sus gestos solidarios. Porque suman a   la sociedad al otro, lo respetan y consideran como es.

En definitiva, se trabaja para la integración, para que la sociedad entienda que nadie es más ni menos que el otro.  Que cada uno es como es. Y que todos somos Uno.