Vendimia + salud

Entregamos cinco sillas de ruedas para gente con obesidad

Financiamos un proyecto presentado por los chicos de la escuela técnica  N° 4-109 Ingeniero Álvarez Condarco de Godoy Cruz.

Por un proyectoque surgió de la escuela Álvarez Condarco, entregamos cinco sillas de ruedas para gente con obesidad mórbida o con problemas de pie diabético.

Esto surgió cuando los alumnos estuvieron haciendo reparaciones en las camillas del Hospital Central, donde les contaron a los chicos las dificultades que tenía el personal de la salud  para trasladar a las personas con estas problemáticas.

De allí, los estudiantes idearon un  prototipo de silla que fue especialmente diseñada, cortada, soldada y montada por ellos. Son de amplias medidas, tienen ruedas industriales, con frenos, y  permiten una carga de hasta 400 kilos.

En esta oportunidad, las sillas fueron destinadas al hospital General Las Heras, de Tupungato; al Arturo Ilia de La Paz; y al  hospital geriátrico Héctor Gailhac, de Las Heras.

Al acto de entrega concurrieron representantes de los distintos nosocomios  y el jefe de taller de la escuela Álvarez Condarco, el Sr. Eduardo Franchino, quien comentó “hay un compromiso, los chicos se involucran, aprenden, y además producen solidariamente. Porque la escuela técnica no sólo debe enseñara a trabajar, a diseñar e implementar, sino a trabajar valores sociales como la solidaridad. Así que los chicos están muy contentos con este trabajo”

En el armado y puesta en marcha de estos elementos de movilidad participaron 40 alumnos de las cátedras de Mecánica y Electromecánica  de la escuela Álvarez Condarco. Los que hoy ante la culminación de este trabajo, se encuentran ideando mejoras al modelo, haciéndolo más ergo métrico, otorgándole más comodidades y diseño.

Para el representante del hospital Illia de La Paz, contador Martin Lazarini, “esto es muy beneficioso, porque recibir algo es siempre muy importante. Para nosotros esta donación es muy buena porque no teníamos algo así en el hospital, tan cómoda para los pacientes con obesidad. Este tipo de iniciativas como la de la escuela Álvarez Condarco es digna de imitar en todas las escuelas públicas.”

La tesorera de la Cooperadora del hospital General Las Heras de Tupungato, Lilian Manzoti, expresó “esta donación es muy importante porque es un paso más a la no discriminación. Porque la gente obesa muchas veces no se puede siquiera hacer estudios. Y Vendimia Solidaria nos ha ayudado tanto en estos años que estamos muy agradecidos”.

Otra de las integrantes de la cooperadora, Julia Elmelaj, manifestó su deseo “de que esta idea de trabajo en conjunto se extienda a todas las escuelas técnicas de la provincia. Porque son las que pueden con ayuda de instituciones como Vendimia Solidaria, darnos la ayuda que necesitamos en el sector público como los hospitales”

Finalmente, la directora del Hospital Héctor Gailhac, Dra. Patricia Melville, señaló que “de los cincuenta  abuelos que tenemos internados en el hospital, hay unos que se valen por sí mismos, algunos que dependen del personal para poder trasladarse, y están además aquellos que están postrados. Esta donación que hoy nos hacen  les permite algo fundamental como poder ser trasladados, salir al patio y poder ver el sol. Estas sillas que son espectaculares, les da movilidad, y les permite estar en contacto con la naturaleza e interactuar con aquellos pacientes que si tienen movilidad. Algo  que tan bien les hace. Que no estén todo el tiempo encerrados, sin poder moverse. Esto les cambia la vida”

Para la médica, “esta acción de Vendimia Solidaria de financiar este tipo de proyectos me parece brillante. Es hermoso saber que hay chicos de  15 o 16 años que están pensando en cómo poder ayudar a la gente con obesidad o a los abuelos para que puedan movilizarse. Vendimia solidaria está en todos los lugares que hace falta como el hospital Gailhac”.