Vendimia Solidaria

En El Plumerillo brindan ayuda escolar y otorgan microcréditos

La Asociación Capital de Vida contiene a 80 familias de escasos recursos de ese distrito de Las Heras. Para seguir trabajando necesita insumos, artefactos eléctricos, libros y apoyo económico.

 

Enseñan a niños y adolescentes a conocer y hacer valer sus derechos. A los adultos, a desarrollar un oficio para lograr su inserción en la sociedad. Y a familias enteras les inculcan que son la principal fuente de educación. Este es el trabajo que desde 2009 lleva adelante la asociación Capital de Vida en el distrito El Plumerillo, de Las Heras.

“Somos un equipo interdisciplinario que queremos que las personas sean libres pero desde un concepto más amplio, es decir, que tengan educación para que se puedan proyectar en la sociedad”, dice Débora Panella, presidenta de la institución, que está ubicada en el centro deportivo del barrio Santa Teresita, en El Plumerillo.

Esta localidad del noroeste mendocino no escapa a las problemáticas que se viven en muchas otras zonas de la provincia. Es una población urbano marginal, con derechos vulnerados, donde se detectan conflictos con jóvenes inimputables, deserción escolar, menores que se encuentran en la calle en lugar de la escuela, embarazos adolescentes, adicciones, desempleo y trabajo infantil, entre otras duras realidades.

Ante esta situación, Panella comenta: “Trabajamos con el municipio para detectar los focos y casos de conflicto y los abordamos desde los recursos con los que contamos. También hay demanda espontánea de la gente, una vez que nos conocen vienen a pedirnos ayuda por su cuenta. El objetivo es motivarlos para salir adelante”.

Herramientas para el desarrollo
Para que las familias conozcan sus derechos y para ayudar a prevenir problemáticas sociales, desde la organización trabajan con diferentes programas que les permiten afianzar el desarrollo de la comunidad. Si bien se focalizan en El Plumerillo, también llegan hasta las localidades de El Borbollón, El Zapallar y el centro de Las Heras.

Desde la institución implementan el sistema del microcrédito que consiste en la entrega de pequeños préstamos que ayudan a quienes buscan concretar sus proyectos. Actualmente 40 familias han recibido este beneficio, que les permitió abrir su propio negocio como panaderías, carpinterías, confección de prendas y fabricación de carteras. Para que los emprendimientos tengan una sustentabilidad en el tiempo y se optimicen los recursos, se les brinda asesoramiento y capacitación personalizada. De esta manera, las familias acceden a ocupación rentada.

La colaboración a la comunidad también llega por medio del programa provincial Comer Juntos en Familia. “Para fomentar que se recuperen estos hábitos entregamos dos veces al mes alimentos secos y frescos a 18 familias de la zona y dictamos talleres de nutrición y hábitos saludables”, explica Panella.

La educación representa un pilar fundamental en la tarea que realizan, para ello brindan ayuda escolar a niños de primaria y este año tienen previsto incorporar el apoyo a chicos de secundaria, dado que han cerrado escuelas de nivel medio y pretenden combatir la deserción escolar. Además, ya han comenzado con la alfabetización de diez adultos.

Para lograr dar respuesta a la sociedad y cumplir con sus objetivos, la Asociación Capital de Vida tiene la necesidad de conseguir una heladera, una biblioteca, un ropero, dos máquinas de coser, telas, tijeras, hilados, libros educativos y culturales, refrigerios y material para la confección de títeres. Además, necesitan apoyo económico para un profesor de secundaria y uno de teatro.

La personería jurídica de la Asociación es la 1.170.

Para ayudar
Para poder colaborar con la Asociación Capital de Vida, se puede llamar al 156952904, escribir a capitaldevida@gmail.com o buscarlos en Facebook.

Ayuda para diabéticos en San Carlos

Unos 120 niños y adultos diabéticos del Valle de Uco concurren cada semana a la Asociación Karen Agustina, ubicada en el distrito de Eugenio Bustos, San Carlos, para realizarse controles de glucemia y participar en charlas y talleres que buscan concientizar a los pacientes y familiares sobre los cuidados que requiere esta enfermedad.

Todas las personas son atendidas por 16 profesionales de la salud y voluntarios de la zona, que extienden su tarea visitando escuelas y clubes del lugar para medir la glucemia, el peso y la altura de los alumnos y jugadores de las divisiones inferiores de fútbol.

También se brinda ayuda económica a familias carenciadas que necesitan comprar alimentos de bajas calorías, pagar consultas médicas o estudios de alta complejidad. Además les facilitan glucómetros y tiras reactivas.

Con el fin de sumar recursos, el 1 de mayo se lanzará la 9ª edición del duatlón Alfredo Nahim, por las calles del distrito de Pareditas. El recorrido abarca 25 kilómetros y lo recaudado será destinado a la institución, que comenzó a funcionar en 2006 como homenaje a Karen Agustina, de 6 años, que falleció de diabetes.

Como toda organización, anhelan tener su sede propia, en este caso en el terreno donado por el municipio. Hasta el momento han finalizado la primera etapa de la construcción del edificio, que comprende cuatro consultorios, una sala de espera y una oficina. Sin embargo, para culminar la obra y continuar con la ampliación necesitan que la comunidad siga colaborando.