Vendimia Solidaria

Vendimia Solidaria realizó una nueva apuesta por la educación

Desde este programa de Fundación UNO Medios se reunió a escuelas de tres departamentos de nuestra provincia. Recibieron en total $90.355 en donaciones para los chicos y las instituciones.

 

Estela Morón es maestra de la escuela Jesús de Nazaret y contó que su tarea no finaliza cuando suena el timbre de salida. Tiene un merendero en el garaje de su casa y los fines de semana les sirve la merienda a varios chicos y aprovecha para hablar con ellos sobre temas relacionados con los valores sociales.

Historias como estas se escuchan en esta institución de Godoy Cruz que recibió, en un patio colmado de chicos y docentes, a la Reina de la Vendimia, Candela Berbel. También estuvo en la escuela Nazaret un grupo de niños que asiste al colegio Lucio Cicchitti, de Guaymallén, y al jardín Manaslú de El Borbollón, Las Heras.

Cada una de estas instituciones educativas presentó a Fundación UNO Medios su pedido de necesidades y a través de Candela el anhelo se cumplió. En esta primera entrega se donaron $90.355 para colaborar en el desarrollo de los niños y adolescentes de Mendoza.

“Nos encontramos con un espectáculo de música excelente, con la marcha Canto a Mendoza. Ansiaba y esperaba mucho poder venir con Vendimia Solidaria. El reinado te deja la oportunidad de acercarte a la gente”, explicó Candela Berbel.

Una mirada inclusiva 
La escuela Nazaret tiene 300 alumnos y 12 docentes. “La educación plástica nos ayuda a favorecer la creatividad de los chicos. Aprenden a hacer artesanías por medio del reciclado”, dijo su directora, Fabiana Martinez.
El colegio recibió zapatillas, conjuntos deportivos, dos bibliotecas, pintura y un radiograbador.

Cicchitti dijo presente
Adriana Britos, directora de la escuela Lucio Cicchitti, también agradeció las donaciones en medio de una muestra de canto y baile a cargo de un grupo de alumnos de la institución.

“Nosotros recibimos instrumentos musicales para mejorar los proyectos audiovisuales que tenemos para nuestros 389 alumnos”, explicó la directora. Se les entregó además libros, juegos didácticos, dos bibliotecas, un televisor, un reproductor de DVD y una computadora.

Manaslú regaló su presencia
“En El Borbollón no había un jardín de infantes, pero las cosas cambiaron un montón con la llegada de Manaslú. Nos ayudan con la educación de nuestros hijos y brindan capacitaciones para los adultos”, dijo Graciela, una mamá del barrio Santo Tomás de Aquino, de Las Heras, donde se ubica este jardín. Verónica Herrera, su directora, comentó que recibieron dos termotanques, utensilios para la cocina, zapatillas, conjuntos deportivos y dos sillas para bebés.