Vendimia Solidaria

En el desierto de Lavalle trabajan para mejorar la calidad educativa

Fundación UNO Medios colaboró, a través de Vendimia Solidaria, para cumplir este objetivo. La escuela Nº1-737, sin nombre, y el jardín Abejitas de ese departamento recibieron $67.560.

La falta de oportunidades educativas lleva a personas como las del desierto de Lavalle a empeñarse para que su población infantil alcance las mismas habilidades que los demás chicos.

En esta oportunidad, llegar a Lavalle fue la prioridad para Fundación UNO Medios a través de su programa Vendimia Solidaria más Educación.

El desierto del Norte mendocino es conocido por su paisaje devastador colmado de dunas, aislamiento y fuertes vientos. Este contexto permite, a todo el que vive allí, adoptar un fuerte espíritu de valor.

La escuela de El Puerto
La escuela Nº1-737, aún sin nombre, se levanta desafiante en la localidad El Puerto de Lavalle. Allí llegó Candela Berbel, Reina Nacional de la Vendimia, junto con el equipo de Fundación UNO Medios y fueron recibidos por Mirna Herrera, quien se definió como “directora, maestra, madre acogedora, artesana, cocinera, lo que se necesita”.

“En el desierto la gente es muy buena, mansa, con padres iletrados, no hay computadoras, la mayoría no ve televisión y no tenemos señal para telefonía ni celular ni fija”, comentó Mirna, para dar a conocer con mayor exactitud cómo es la gente del lugar.

Uno de los ejes de este año de Vendimia Solidaria es acercar a las escuelas la posibilidad de hacer deportes, por eso Candela Berbel les entregó, en medio de una gran fiesta, equipos de gimnasia, elementos y calzado deportivo para los 30 chicos que asisten a la escuela.

“Hace cinco años que la institución educativa fue creada y estos chicos necesitaban nuestro aporte para poder practicar deportes, hoy eso será posible”, contó la soberana vendimial, quien tiene un amor particular por los niños, que la abrazan y acarician sin cesar.

La escuela se ubica en el km 109 de la Ruta Nacional 142 y concurren chicos de los puestos de la zona de Tres Cruces, El Encón y El Puerto.

“Hoy queremos agradecer especialmente a Fundación UNO Medios que se haya acordado de nosotros. Necesitamos darles acceso a los chicos, sobre todo a los de 14 años, a un mejor panorama de vida con herramientas actuales. Por eso haber recibido estas bibliotecas, computadoras, impresora y notebook representa para nosotros una herramienta valiosísima”, contó Gabriela, una de las 11 docentes que hacen patria en esa escuela.

Una esperanza en Lavalle
El jardín maternal Abejitas de Tres de Mayo es como un faro de esperanza en Lavalle. Contra todos los pronósticos, después de un verdadero saqueo de casi la totalidad del mobiliario y pertenencias escolares, lograron reponer lo sustraído en enero de este año y comenzaron a dar clases.

La institución es pública y está ubicada al costado de la Ruta Provincial 36. “Siempre fuimos un poco trotamundos. Comenzamos a funcionar en un quincho, luego la matrícula aumentó y nos fuimos a un garaje grande y de allí a una linda casa que el municipio de Lavalle nos consiguió”, dijo Mariela Azzolina, directora y maestra del jardín.

La situación económica de los hogares de la zona empuja a las madres a trabajar. “Los padres necesitan de jardines como estos para sostenerlos mientras ellos trabajan”, expresó Beatriz Alaniz, que asiste a la escuela como celadora.

“El objetivo de la Fundación UNO Medios es apoyar los esfuerzos y logros de aquellos equipos docentes que desarrollan proyectos didácticos en situación de riesgo. Por eso se tomó la decisión de respaldar a este jardín con mobiliario, electrodomésticos, computadoras, libros y bibliotecas, indumentaria deportiva y pintura” , comentó entusiasmada Candela Berbel.

El total de los insumos que recibieron ambas instituciones educativas de Lavalle correspondió a $67.560.