Vendimia Solidaria

Harán un té bingo para ayudar a mujeres víctimas de violencia.

Sobran Motivos. Es la fundación que organiza la reunión, que será este sábado a las 16 en el Liceo Militar General Espejo. Apoya la Fundación UNO Medios.

La problemática de la violencia de género es abordada desde múltiples enfoques e instituciones. Y desde la Fundación Sobran Motivos hace casi tres años contienen y asesoran a mujeres que sufren esta situación.

Para continuar adelante con la tarea que realizan han organizado un té bingo para hoy en el Liceo Militar General Espejo, en Boulogne Sur Mer 2136 de Ciudad. Será desde las 16 y el objetivo es recaudar fondos, invitar a que se sumen nuevos voluntarios a la fundación y concientizar sobre la problemática de la violencia de género.

Los interesados en adquirir su entrada o colaborar con el bingo pueden llamar al teléfono 4282938 o escribir un mail a sobranmotivos@hotmail.com

Fundación UNO Medios se sumó a esta iniciativa y al respecto María Inés Arenas, responsable de la institución, expresó: “Nos parece muy importante apoyar desde la concientización a través de la comunicación y con recursos para el bingo. El objetivo es llegar a toda la sociedad, ya que no se trata de un problema individual, de una u otra manera nos involucra a todos”.

Contención

A fin de año se cumple el tercer aniversario desde que se inauguró el refugio de la Fundación Sobran Motivos, espacio que surgió con la idea de ayudar y brindar protección a mujeres y niños que sufren violencia y que no tienen a dónde ir o a quién acudir.

“Nuestro equipo de profesionales voluntarios realiza un asesoramiento y seguimiento psicológico y jurídico a las mujeres albergadas y a las que asisten al centro de día. Ya hemos ayudado a 300 personas, entre mujeres y niños. La idea es que permanezcan el menor tiempo posible en el lugar porque creemos que el que debe estar excluido es el agresor, y no ellas”, explicó María Belén Reale, abogada de la fundación.

Para salvaguardar la integridad física y emocional de la víctima, y mientras se define la prohibición de acercamiento y exclusión del hogar del agresor, desde la organización tratan de albergarlas junto con sus hijos, facilitarles los medios para que puedan mudarse a la casa de un familiar o irse fuera de la provincia, de acuerdo con la situación y elección de cada mujer. Esto es posible gracias al trabajo en red que llevan a cabo con otras instituciones o con los municipios.

Actualmente a través del Banquito de la Buena Fe desarrollan emprendimientos de diferentes rubros, pero los que más se destacan son viandas, perfumes y telar. A su vez tienen un convenio con el Centro de Capacitación de Trabajo para que las mujeres aprendan un oficio. En este caso lo que más eligen es peluquería y costura.

Por un acuerdo con la Dirección General de Escuelas garantizan la educación de los chicos a la educación, ya que los menores son reubicados en alguna de las tres escuelas que quedan en las cercanías de la fundación. También disponen de maestras domiciliaras cuando hay un alto riego de exposición.

A su vez tienen un convenio con la DINAF para que los menores de tres años asistan a dos Centros de Desarrollo Infantil y Familiar ubicados en Las Heras y Ciudad.

Lejos del agresor

“Hemos tenido casos en los que las mujeres vuelven con sus parejas porque hay un sometimiento muy grande, pero representan sólo un 10% de las mujeres que hemos tratado”, señaló Belén Reale.

Lo que hace falta

Desde Sobran Motivos expresaron que para poder afrontar de manera más firme la problemática es necesario contar con herramientas que complementen las ya existentes. Son fundamentales para la sociedad y, según el caso, todavía se deben proyectar, reglamentar o convertir en ley.

La fundación hace referencia a la necesidad de contar con un Registro de Agresores para asociarlo con el Registro de Armas y verificar en este ámbito el uso correcto de ellas; un Observatorio de Violencia de Género para disponer de estadísticas con datos certeros; la Fiscalía Especial contra la Violencia Intrafamiliar y de Género y el Cuerpo de Patrocinio Jurídico Gratuito para todas las personas que padezcan violencia de género, sea física o psicológica.