Vendimia Solidaria

Entregamos una vivienda en Junín

Junto a la Municipalidad de Junín entregamos una casa de 56m2 a una familia local, integrada por la pareja y dos hijos, uno de ellos con discapacidad motriz.

La vivienda fue entregada a la familia Montenegro de Junín y fue construida con ladrillos de plástico recuperado, fabricados por un programa comunal.

La familia está compuesta por el papá, Fabio Montenegro; la mamá, Claudia Analía Deliberto y los pequeños Martino de 5 años e Israel de casi uno. El único ingreso es el de Fabio, quien trabaja como obrero de la construcción. Claudia está abocada al cuidado de los pequeños y las terapias de Martino.

Al crecer la familia, el garaje que alquilaban como vivienda ya no alcanzaba a cubrir sus necesidades habitacionales. Por esta razón y a través de un estudio realizado por la municipalidad de Junín, fueron seleccionados para acceder a su vivienda.

La casa fue construida en un tiempo récord de 44 días, tiene 56 m2, está edificada con ladrillos hechos de plástico reciclados, con materiales modernos, cuenta con un calefón solar y está adaptada a las necesidades de Martino.

El Dr. Daniel Vila junto al intendente de Junín, Mario Abed, fueron los responsables de entregarle las llaves de su nuevo hogar a la familia Montenegro.

Daniel Vila expresó "Vendimia Solidaria trabaja desde hace tres años con Junín y, por lo menos, hemos podido resolver el problema de vivienda a una familia mendocina cada año. Es un paso. Que las familias tengan un techo es la base". Además remarcó: "El mundo está cada día más injusto. Aquellos que tenemos una responsabilidad mayor tenemos la obligación de ayudar"

Hablándole a la familia le dijo "Ustedes vivían en un garaje y han llegado a esta casa porque han tenido fe. Ahora solo falta llenarla... y se llena con amor, como el que tienen hacia sus hijos Israel y Martino".

El intendente de Junín, Mario Abed recordó que “hace tres años comenzó este desafío de entregar una casa por año a través de Vendimia Solidaria”.

Además dijo "desde hace mucho tiempo habíamos decidido en Junín hacer viviendas más económicas, pero dignas, con fondos propios. Ya llevamos 300 viviendas hechas. Por eso no tenemos villas en el departamento".

También el jefe comunal resaltó "la casa se levantó en 44 días" y subrayó la efectividad del sistema y el compromiso de quienes trabajaron en el proyecto para concretar el sueño del techo propio.

Claudia Deliberto, mamá de la familia Montenegro expresó "Estamos muy agradecidos por esto, por habernos elegido entre tantas familias con necesidades y que hayan contemplado la situación de Martino. Ahora nos toca hacer a nosotros de esta casa un hogar. Para nosotros, Martino y su necesidad no son una cruz, sino una bendición, por más que sea un camino muy difícil el que nos ha tocado. Ustedes nos ayudan a recorrer este camino y esta casa nos ayuda a esto", dijo emocionada Claudia.