Vendimia Solidaria

Unos 300 desocupados recibieron cursos de capacitación en Fomilab

Esta institución trabaja en red y en alianza con diferentes organismos locales. Realiza acciones que tienen como objetivo la formación de desempleados en diversos oficios y su inserción laboral.

Fomentar el empleo es el objetivo principal que moviliza a los integrantes de la asociación civil sin fines de lucro Fomilab (Fomento a la inserción laboral). Hasta el momento, esta organización suma 330 desempleados que accedieron a los cursos.

Por las acciones que realiza, la institución fue declarada de Interés Legislativo Provincial por la Cámara de Senadores de la provincia.

Para extender los certificados de los asistentes a las capacitaciones con el aval oficial de la Dirección General de Escuelas (DGE), la entidad se constituyó en un instituto privado de capacitación laboral.

Esto le permitió emitir certificados con el aval oficial de la DGE de los cursos de telar indígena y tradicional, y de encuadernación artesanal de libros.

Para lograr los objetivos, Fomilab trabaja en red o en alianza estratégica con organismos de los gobiernos nacional, provincial y municipal, uniones vecinales, universidades, movimientos obreros y gremios.

Además, forma parte del nodo Mendoza Centro perteneciente al Polo Regional Cuyo de la TV digital, de la UNCuyo. De esta manera, los cursos que desarrollan son filmados para producir videos educativos con el fin de transmitirlos vía internet y TV digital, apuntando así a la educación popular.

Orientación
A los interesados en ingresar a los cursos se les realiza un test laboral para determinar su perfil (emprendedor o trabajador en relación de dependencia).

La idea es orientar sus perspectivas y su inserción laboral. Por ejemplo, a quienes tienen un perfil emprendedor se les gestionan microcréditos o subsidios para que puedan concretar el emprendimiento. Para los desocupados con un perfil para trabajos en relación de dependencia se los intenta insertar en empresas del medio a través de pasantías rentadas o contratos a prueba, donde existe la posibilidad de ser incorporados. El financiamiento para llevar a cabo estas acciones se obtiene mediante la formulación y presentación de proyectos ante diversos organismos. Se han presentado en total 31 iniciativas de las cuales siete se concretaron.

Las necesidades
Una sede propia para dictar los cursos y poder guardar los materiales es prioridad entre sus necesidades. También necesitan una fotocopiadora de alto rendimiento, elementos de protección personal para los oficios de soldadura autógena y refrigeración y maquinarias de carpintería.

Esta vez, gracias a un proyecto compartido con la Facultad de Ciencia Económicas de la UNCuyo, presentado en el programa inclusión social Gustavo Andrés Kent, se capacitará a 90 desocupados, subocupados u ocupados con riesgo de pérdida de empleo, a partir de los 16 años (sin límite de edad) incluyendo a personas con discapacidad, en el oficio de electricidad domiciliaria.

El curso incluye los materiales para 30 vacantes. También se ofrecerá el curso Orientación y Formación destinado a microemprendedores (hay 60 vacantes).

Se lanzan más cursos
Dos nuevos cursos dictará Fomilab: electricidad domiciliaria, que se desarrollará los miércoles de 20 a 23, y orientación y formación para microemprendedores, los sábados de 9 a 13.

El dictado se realizará en la Unión Vecinal City Father’s (General Alvear 754, Villa Hipódromo, Godoy Cruz, entre calles 20 de Junio y Cabildo Abierto). La fecha aún no está confirmada.

Los interesados deben llamar a los teléfonos 4350845 o 156725122. Otra opción de contacto es el correo electrónico jhaemp@yahoo.com.ar.

Para ayudar
-La cuenta corriente
(en pesos) de la institución es 634.026.553/8, del Banco Nación (sucursal de la Quinta Sección).
-Página web: www.fomilab.org.ar

El comedor Los Alerces necesita un techo
En el comedor Los Alerces todos los días unas 130 personas reciben un plato de comida. La mayoría se lleva la vianda a su domicilio y pocos se quedan a comer en el lugar. Y es que la precariedad de las instalaciones no deja pasar la luz natural y tampoco tiene luz eléctrica.

Por eso, una de las necesidades más imperiosas es obtener recursos para construir un nuevo techo, para que los niños, las embarazadas y los ancianos puedan quedarse a comer en el albergue. “Son varias las cosas que se necesitan pero quizás la más urgente sería levantar el techo del comedor con un tragaluz para ahorro de energía, ya que los palos y chapas que apuntalan su techo amenazan con caerse, además de una buena instalación eléctrica y el revoque de los marcos de puerta y paredes. El techo permitiría que todos puedan sentarse sin temor a que se caiga”, explica Nicolás Novero, colaborador del lugar.

Además se necesitan alimentos no perecederos, calzados, ropa, vasos, platos y utensilios de cocina.

Las personas que asisten a este comedor llegan desde barrios carenciados de Maipú, Godoy Cruz y Luján de Cuyo buscando un almuerzo suculento que les permita mitigar el hambre. En el comedor los esperan Norma Pedernera o Ramona, como cariñosamente le dicen los niños, su nieta y Elsa Muñoz. Ellas preparan sabrosos platos (de acuerdo a la disponibilidad de alimentos) entregando en cada uno de ellos amor, comprensión, respeto y generosidad.

Las mujeres son del Barrio los Alerces y desde hace 18 años realizan esta noble tarea brindando sus brazos, manos, corazón y alma de buenas cocineras.

La necesidad es grande pero más grande son los lazos de amistad, cariño y solidaridad de todas las personas que trabajan en él.

Datos útiles
-El comedor comunitario está ubicado en la Manzana 20, casa 29, del Barrio Los Alerces I.
-Se accede por una calle secundaria ubicada al oeste
 de calle Terrada ( antes de llegar a J. J. Paso).
-El teléfono de Norma Pedernera es 4363352.
-En Facebook se puede buscar como Comedor Los Alerces.

Todas las notas de Página Solidaria las podés encontrar en www.diariouno.com.ar/paginasolidaria