Vendimia Solidaria

Familias de Colonia Molina se esfuerzan por vivir de la tierra

Se trata de una zona agrícola de Guaymallén donde el mayor ingreso de sustentabilidad proviene del cultivo de camote. El Centro Comunitario San Cayetano les brinda apoyo a unos 80 chicos.

El Centro Educativo Comunitario San Cayetano se formó en el 2001, a través de la integración de pequeños agricultores que tenían la necesidad de seguir creciendo junto con otras instituciones del lugar.

Pertenece a los padres josefinos de Murialdo y actualmente contiene a unos 80 chicos de bajos recursos de Colonia Molina, Guaymallén. Se les brinda apoyo escolar, clases de computación y se organizan actividades deportivas. Además, posee una sala de salud que atiende a más de mil personas por mes, sobre todo de los barrios Logiacono, Santa Rita, San Vicente, Kraf, Las Rosas, Grilli y Las Carpas. Sumado este trabajo se acercan instituciones como el INTA, con un apoyo importante en lo agrícola y social, el Ministerio Desarrollo Social y Derechos Humanos de la Provincia, el Programa Social Agropecuario (PSA), el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), el Departamento General de Irrigación y la Municipalidad de Guaymallén, entre otras.

La comunidad de Colonia Molina encontró en la integración el camino para mejorar su situación social.

Estas tierras, 30 años atrás, eran netamente agrícolas. Sin embargo, con el tiempo, las casi 500 hectáreas dejaron de estar cultivadas, y aumentaron los barrios de escasos recursos.


Proyectos sociales
Retroescavadora: en 1999 se presentó un proyecto al Fondo de las Américas en el que se propuso hacer denagres y bajar la capa freática de sus tierras para mejorar la producción frutihortícola.

Festival del Camote: fue una de las instituciones precursoras de este festejo que todos los años convoca a miles de personas en Guaymallén.

Vendimia Solidaria: participaron en este evento que organiza UNO Multimedios. Lo recaudado se destinó a los chicos del Centro Educativo Comunitario San Cayetano.

Lavadora de camote: es un proyecto en marcha que procura lavar el camote de distintas familias agricultoras para mejorar la venta en el mercado y abaratar los costos.

Herramientas comunitarias: las personas de bajos recursos que trabajan en la tierra tienen la posibilidad de aprovechar las herramientas que hay para un uso común. Así se busca disminuir el éxodo a la ciudad.

Banquito de la buena fe: se está trabajando con más de 100 personas que acceden a microcréditos integrados en la zona con proyectos propios para una pronta salida laboral.

Mesa de gestión: formada por distintas entidades locales para ver y analizar la problemática del lugar, y luego intervenir en la medida de sus posibilidades.

Libro Colonia Molina: se cuentan historias de la época por los lugareños. Intervienen la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y el INTA.

Pozo surgente: hace 10 años se realizó una perforación que sirvió para contrarrestar la sequía de la zona. Falta que Irrigación lo ponga en funcionamiento.

Agua potable: el año pasado la UNCuyo y la ONG Engim presentaron el proyecto de agua potable para Colonia Molina. Consta de 18 kilómetros de cañería hasta el basural de Guaymallén. Se está buscando financiamiento para su concreción.

Cartel de identificación: se confeccionó un cartel de bienvenida que se colocó en la intersección de Exequiel Tabanera y Ferrari.

Invernadero: se realizó un curso para saber cómo producir los propios plantines y así abaratar los costos de los agricultores.

Mejores camotes: en conjunto con el INTA en el 2006, se trajo una nueva variedad de planta de camote, el Arapey. Se mejoraron la calidad y la cantidad de producción.


Necesidades
Las habitantes de Colonia Molina básicamente están necesitando: alimentos no perecederos para el comedor comunitario, libros, materiales de librería, juegos didácticos y de mesa, material deportivo, mesas y sillas, herramientas agrícolas (palas, zapas, rastrillos) y una máquina industrial para coser bolsas rejilla.

Los interesados en dar una mano deben acercar sus colaboraciones al Centro Comunitario San Cayetano, que se encuentra en la calle Tabanera 8621, o a la iglesia Dolores, ubicada en Granaderos, de la Sexta Sección.

Los teléfonos para contactarse son 425-0331 y 155-500610.

Movimiento de ayuda

El Movimiento Apostólico de Nuestra Señora de Schoenstatt está integrado por un grupo de jóvenes universitarios, y surgió con la idea de realizar ayudas solidarias a lugares con necesidades de renovación y motivación.


En un principio, un grupo minúsculo de jóvenes se reunió para conseguir donaciones como dinero, comida, pintura, rodillos, pinceles, entre otras cosas, para luego planificar actividades.

El último gran logro fue el mes pasado, cuando unos 140 jóvenes asistieron al Club Deportivo Mundo Nuevo de Rivadavia y al colegio Catamarca de Junín para refaccionarlos.

Desde bien temprano y hasta largas horas de la tarde, se lijaron y pintaron las paredes de ambos establecimientos. También se hicieron trabajos de soldadura en los arcos de fútbol y los aros de básquetbol, se limpiaron las instalaciones, se plantaron frutales y se hizo la demarcación de las canchas.

Para darle un sentido más humano a todo el trabajo brindado por este movimiento, hubo un acto de reinauguración con festejo por el Día del Niño incluido.

Alrededor de 200 personas, entre niños, jóvenes y adultos, se entusiasmaron con las tareas hechas realidad y disfrutaron de actividades como torneos de fútbol, animaciones infantiles, competencias de baile y chocolateadas.

Para sumarse a este grupo de ayuda hay que comunicarse con los siguientes contactos: al mail alegratupatria@gmail.com, por Facebook/alegratupatria, o a través de los teléfonos 156-971715 (Agustín Ozcoidi) y 153-635830 (Lucía Manresa).