Vendimia Solidaria

El hogar infantil Vida Nueva necesita ayuda para mejorar

Fue inaugurado en 2002 por la fundación Tiempo Nuevo y atiende a sectores muy vulnerables de la niñez mendocina. Crece la demanda y faltan recursos para concluir con las obras proyectadas.

La fundación Tiempo Nuevo desde hace diez años trabaja con la niñez y su problemática. En 2002 inauguró un hogar de niños llamado Vida Nueva.

Frente a la grave situación por la que atravesaba nuestro país en aquel entonces, un grupo de personas comprometidas con la realidad social y espiritual de nuestra sociedad decidió abrir las puertas emocionales para contener a cientos de niños que pasaron por el hogar y que hoy ya son jóvenes  que están estudiando, trabajando y algunos ya han formado sus propias familias.

El objetivo de esta fundación es  principalmente contener integralmente a niños y niñas, adolescentes y sus familias   en situación de vulnerabilidad y en la protección de los derechos establecidos en la Convención Internacional. 

Actualmente está desarrollando un proyecto socio educativo   que lleva tres años de existencia por el que se contiene a niños y niñas de las escuelas que presentan problemas de aprendizaje  y deserción escolar. El programa tiene por objetivo brindar desayuno y almuerzo, como también apoyo escolar personalizado y contención socio afectiva. En esa tarea de recuperación social se intenta trasmitir aquellos valores que permitan ser mejores seres humanos cada día.

La Fundación cuenta con un grupo humano con excelente preparación, comprometidos con la realidad social que atraviesa cada niño y su familia y hacen posible llevar adelante esta labor. De esa manera, las educadoras Andrea, Paola, Laura y Eliana, la abuela Gringa, quien cocina todos los días, y otros colaboradores forman un grupo compacto de personas que marchan en una misma dirección. Personas que dejando sus propios intereses disponen de su tiempo   para brindar cariño y acompañar el desarrollo armonioso de los pequeños, quienes padecen situaciones de extrema vulnerabilidad.

Gracias a la ayuda desinteresada de la sociedad, la fundación pudo adquirir en 2004 el inmueble donde se desarrollan todas las actividades. La casa es grande y cuenta con muchos espacios para contener a más niños, pero el presupuesto actual no permite más que atender a un grupo   de 30 niños. 

Desde la conducción de la fundación reconocen la solidaridad que caracteriza a los mendocinos y entienden que si muchos se suman y comprometen con este proyecto, podrán atender a una población mucho más grande.

Desafío 2013

El desafío que plantea esta entidad para el   próximo año es abrir más espacios para más niños y niñas, y extender la actividad a otros lugares donde existe gran población infantil en situación de vulnerabilidad, zonas marginales detectadas y contactadas por miembros de esta entidad de bien público.

En el proceso de incorporar a toda la sociedad en esta tarea solidaria, la fundación Tiempo Nuevo invita a todo el pueblo de Mendoza a conocer por dentro la entidad y sumarse a la tarea solidaria para ayudar a la comunidad.

Para conocer más sobre Página Solidaria se puede ingresar a http://www.diariouno.com.ar/paginasolidaria