Vendimia Solidaria

Roberto necesita 45 mil dólares para mejorar su calidad de vida

Tiene 38 años y padece una enfermedad que lo ha postrado en una silla de ruedas. Necesita reunir dinero para acceder a un tratamiento en China que podría detener su distrofia muscular.

“Nunca pensé que la gente fuera tan solidaria. El argentino es un ser maravilloso, está cuando uno lo necesita y digo esto por la cantidad de personas que no me conocen y se acercan y me ofrecen ayuda”, dice Roberto Martínez, quien no pierde la esperanza de poder reunir el dinero suficiente para someterse a un tratamiento de células madre en China y poder así mejorar su calidad de vida. Este joven de 38 años padece una enfermedad llamada distrofia muscular facio escápulo humeral que afecta sus músculos, menos los antebrazos y pantorrillas.

“Aun con mi enfermedad logré llegar al seleccionado mendocino de básquetbol. Toda la vida hice deportes en el Club General San Martín y gracias a esto mi enfermedad avanzó pero lentamente. Sin embargo, ya me está afectando el sistema respiratorio”, explica Roberto, quien para poder acceder al tratamiento en China necesita reunir 45 mil dólares. De lograrlo, deberá internarse 4 semanas en la ciudad de Beijing, donde le aplicarán inyecciones de células madre por vía intravenosa y punción lumbar. Además se le realizarán sesiones de rehabilitación kinésica y todos los cuidados necesarios para lograr su mejoría.

Roberto vive con su mujer y sus dos hijas, las que le dan el impulso necesario para continuar enfrentando su problema, que lo tiene postrado en una silla de ruedas que pudo comprar gracias a la ayuda de sus amigos y familiares, quienes organizaron un sorteo para recaudar el dinero necesario.

Su vida tiene un antes y un después, ya que hasta los 9 años creció y se desarrolló como cualquier chico de su edad. Al poco tiempo comenzó a tener los primeros síntomas de la enfermedad: debilidades en distintos grupos musculares, como por ejemplo abdominales, bíceps, tríceps, cuádriceps y tibiales, entre otros. Debió someterse a una biopsia para confirmar el diagnóstico de su patología.

Pero a pesar de la mala noticia, nunca bajó los brazos. Se recibió de licenciado en Analista de Sistemas de Informática, en la Universidad Juan Agustín Maza, y actualmente trabaja como empleado público en dos dependencias.

“Siempre busqué ayudar a quien más lo necesita. Por ejemplo, asesoro en temas de discapacidad ya que es una de las áreas de la sociedad más golpeadas. Lamentablemente, todo es difícil cuando uno se encuentra con un problema de este tipo. Desde conseguir trabajo, capacitarse y hasta incluso llevar una vida digna”, comenta y aclara que varias organizaciones están trabajando para reducir los inconvenientes que deben enfrentar las personas con alguna discapacidad.

El ex deportista no deja de agradecerle a la gente común, que ofrece organizar rifas y otros eventos para ayudarlo. “Estoy muy conmovido porque llevo la mochila de todas las personas que depositaron en mí una esperanza para que mejore. Tengo un gran trabajo solidario para cuando vuelva de China. Una parte de mi tiempo lo dedicaré a ayudar a quien lo necesite. Creo que es la manera de devolver a la sociedad lo que está haciendo por mí”, comenta.

Roberto se define como una persona optimista. Tiene como lema que no está muerto quien pelea y les agradece a su familia y sus padres que le enseñaron “que la vida hay que vivirla aunque cueste”. Tiene la esperanza intacta de reunir el dinero para viajar a China y regresar para cumplir con sus proyectos y mejorar su calidad de vida. Agradece al Club General San Martín y a sus amigos que siempre lo acompañan.

Además, invita a los que quieran ayudarlo a participar en un bingo que se realizará el 1 de diciembre. Las entradas se pueden adquirir en la página de Facebook Juntosxroberto o llamando al 156657058. También se ha organizado un sorteo de camisetas firmadas por jugadores de los clubes de fútbol Godoy Cruz Antonio Tomba, la Lepra y Gimnasia. Los números se pueden adquirir en el Club Del Hincha (avenida Las Heras), en la Terminal Del Sol y en comercios cercanos a la plaza Godoy Cruz. “Agradezco a la Fundación UNO Medios que me da una mano para que pueda realizar todos estos eventos. Y no pierdo la esperanza de que alguna empresa pueda colaborar para lograr mejorar mi salud y mi calidad de vida”, finaliza.